Amazonia, Kapawi, Ecuador, donde los Achuar matienen todavía sus costumbres ancestrales, no sin alguna interferencia de lo que llamamos “civilización”