You are currently browsing jcirera’s articles.

Era una oportunidad, una empresa se había quedado, debido al coronavirus, con su flota de barcos charter en Gran Canaria, y me ofrecieron si quería subir un Dufour 46 pies desde allí a Palma de Mallorca (Más de 1000 millas). Lee el resto de esta entrada »

(Desde el blog de Enrique Kariger)

El trimado (básico) de la velas
Al fijar un rumbo en el cual el viento entra por la aleta o por popa casi redonda, debemos amollar rápidamente la escota de mayor para abrir la vela hasta su punto de flameo. Cuanto más arribemos, más debemos abrir la vela, siendo el límite, según la embarcación, justo antes de tocar las crucetas, o los obenques, evitando que se deforme el trapo por el contacto con estos elementos.
El carro de escota de la mayor normalmente se situará en sotavento para permitir la máxima apertura de la botavara. La contra (o trapa), en rumbos portantes debe ir bien cazada, ya que en esta situación la escota, al ir abierta no lleva la botavara hacia abajo de modo que se escapa mucho viento por debajo, a la vez que se destensa la baluma. Al cazar la contra bajamos la botavara y tensamos bien la baluma.
Respecto al génova o foque, debemos soltar también gradualmente la escota que trabaja (con las precauciones habituales, varias vueltas sobre el winch, etc), nuevamente hasta el punto de flameo. En estos rumbos, el carro de escota de génova se debe desplazar hacia proa.
Los expertos regatistas tendrán mucho más que decir en referencia al trimado fino de las velas, para rascar hasta la última décima de nudo. Evidentemente, llegados a este punto, en una regata ya habrían izado el spinnaker…

Lee el resto de esta entrada »

Vea las categorías disponibles

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a 123 seguidores más